El arte del Bootstrapping

El arte del Bootstrapping

En el contexto de los negocios, el bootstrapping es el acto de iniciar un negocio sin dinero o, al menos, muy poco dinero. Significa comenzar un negocio sin la ayuda de empresas de capital riesgo o inversión de algún business angel.

 

¿Y qué tienen Braintree, Youtube, Dropbox, Goldstar, TechSmith, Envato, AnswerLab, tornasol, iData, BigCommerce, Carbonmade o Campaign Monitor en común?

 

Todas son empresas que, de una manera u otra, han aplicado el arte del bootstrapping en sus inicios. Como muchas empresas están descubriendo hoy en día, la financiación de los inversores externos a la empresa no es una opción realista para la mayoría de las nuevas empresas.

 

Cuando las empresas utilizan este enfoque para su cultura empresarial, se refiere a financiar las actividades de la empresa con lo que se factura, en lugar de buscando financiación externa. Las empresas bootstrapped evitan a toda costa inversiones externas excepto cuando sea absolutamente necesario y trabajan dentro de sus posibilidades.
11 principios básicos del bootstrapping:
  1. Céntrate en la caja, no en la rentabilidad
  2. Planifica de abajo a arriba
  3. Primero entrega y luego prueba
  4. Olvida eso del equipo “con experiencia”
  5. Empieza como empresa de servicios
  6. Pon foco en la función, no en la forma
  7. Escoge bien tus batallas
  8. Siempre ve escaso de personal
  9. Ve directo al cliente
  10. Posiciónate contra del líder
  11. Coge la “pastilla roja”
 Algunos de los ejemplos del Bootstrapping son:

 

YouTube Inc. fue fundada por Chad Hurley, Steve Chen y Jawed Karim el Día de San Valentín del año 2005, Hurley registró la marca, el logotipo y el dominio de YouTube el 15 de febrero. Los tres emprendedores eran jóvenes trabajadores de Paypal con pocos recursos pero con una idea brillante, “para emprender se necesita disponer de un proyecto que tenga sentido”. Tres meses después, en mayo de 2005, lanzaron la versión Beta y el 23 de abril fue cargado el primer vídeo, Me at the Zoo (‘Yo en el zoológico’). El rápido crecimiento del sitio atrajo a Time Warner y Sequoia Capital, que invirtieron en el mismo. En diciembre, YouTube se convirtió oficialmente en una corporación.
primera oficina youtube

Primera oficina de Youtube

 

El Bootstrapper es aquel emprendedor que utiliza todos los medios a su alcance para evitar o dilatar lo más posible el uso de recursos financieros de inversores externos. La primera oficina se encontraba encima de una pizzería y un restaurante japonés en San Mateo, California. Con el tiempo el número de empleados aumentó, los escritorios se multiplicaron y de vez en cuando, se descubrían ratas correteando alrededor.

 

En octubre de 2006, Google compraría la plataforma por la friolera de 1.650 millones de dólares, Youtube tenía unos 65 trabajadores y sus fundadores pasaron a ser multimillonarios. Podéis ver la alegría de los fundadores al anunciar la compra de la compañía en el siguiente enlace.

 

Algunas de las impresionantes estadísticas a día de hoy de la plataforma:

 

  • Cada minuto se suben a YouTube 100 horas de vídeos.
  • Más de mil millones de usuarios únicos mensuales visitan YouTube cada mes.
  • El 14% de los estadounidenses utiliza YouTube durante su horario laboral.
  • Samsung Mobile es el canal más visto en YouTube, con más de 365 millones de reproducciones hasta la fecha.
  • El 53% de los jóvenes de entre 16 y 24 años dice “amar” YouTube.
  • Cada mes se ven en YouTube más de 6.000 millones de horas de vídeo, lo que equivale a casi una hora de vídeo por cada habitante de la Tierra.
El clásico ejemplo de empresa de éxito que ha empleado el Bootstrapping como actitud frente a comenzar su proyecto es la empresa Goldstar, una pequeña startup que con un capital mínimo ha conseguido convertirse en una referencia en el sector del espectáculo gracias a la venta online de entradas económicas para conciertos, eventos deportivos, cine, teatro, etc.

 

Según la información existente en la red, sus tres fundadores, Jim McCarthy, Robert Graff y Rich Webster, iniciaron su proyecto únicamente con 200 dólares que aportaron ellos mismos y 800 procedentes de un préstamo. Con un total de 1000 dólares,  lograron atraer a más de un millón y medio de suscriptores. En la actualidad, la empresa ha aumentado notablemente, tanto su número de socios como en volumen.

 

Goldstar es uno de los grandes ejemplos de “Bootstrapped Startup”, no sólo por sus números también por la filosofía de sus fundadores con declaraciones que dan una idea de lo que es la filosofía del Bootstrapper:

 

“No queríamos el dinero de otras personas, básicamente porque no queríamos sus consejos”
 
 
“Para crear una empresa con poco o ningún dinero, necesitas tener habilidades. Ser capaz de generar el código, o el diseño, o vender o ejecutar la campaña de marketing. Realizarlo todo por ti mismo hace una gran diferencia. Vas a iterar de manera más rápida. Vas a entender mejor las cosas. Puedes ahorrar grandes cantidades de dinero cuando más lo necesitas, que es cuando la empresa no tiene ingresos”.
 
 
“Hay un montón de empresas que llegan a los ingresos muy lentamente. Esto es difícil para una empresa con una filosofía de bootstrapping. Necesitas que los ingresos fluyan tan rápidamente como sea posible para que las deudas no comiencen a acumularse. Y esto no es sólo porque si no lo haces irás a la quiebra; también es porque aprenderás más en un día de interacciones reales con los clientes de lo que lo harías a partir de meses de investigación del mercado”.

 

Carbonmade es una plataforma online que permite crear portafolios que requieren cero conocimiento de HTML por parte de los usuarios. A través de esta página han logrado crear más de 100.000 portafolios para artistas gráficos, fotógrafos, diseñadores, entre otros.

 

Sus inicios son un ejemplo de bootstrapping. La plataforma se inició como una réplica de una herramienta que uno de los fundadores utilizó para actualizar su portafolio online. Crearon un plan de suscripción de $12 dólares mensuales en 2007, junto con un plan gratuito.

 

Los fundadores tenían algo de experiencia en emprendimiento y escogieron como camino el bootstrapping antes que el financiamiento. Los socios generaron trabajos paralelos de consultoría y ventas para recabar fondos, mientras trabajaban en su proyecto.

 

En lugar de gastar en publicidad, su sitio web se hizo famoso cuando varios bloggers empezaron a compartir y a escribir sobre el sitio en sus comunidades. No fue hasta el año 2010 en el que empezaron a enfocarse verdaderamente en hacer crecer su negocio.

 

Y tú, ¿Conoces algún caso de Bootstrapping?
Opt In Image
Consigue La Guía Más Completa Sobre Posiconamiento Web

Consigue la guía más completa sobre el posicionamiento web, entenderás cuáles son los factores más importantes para los motores de búsqueda y qué factores pueden ser considerados como penalizables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>